Cómo generar una comunicación positiva en tu entorno laboral

1104

La comunicación positiva es aquella que expresa las ideas de forma clara, pero sin afectar o dañar las sensibilidades de los demás, ni las propias. Una buena o deficiente retroalimentación genera un impacto directo en tu equipo de trabajo porque, si no se realiza de manera efectiva y buscando la motivación del trabajador, puede tener un efecto negativo sobre él y afectar su autoestima y rendimiento en el puesto de trabajo, así como su relación laboral con los demás colaboradores.

Hoy más que nunca que el mundo ha cambiado y se ha vuelto completamente digital, la comunicación resulta indispensable para tener un feedback positivo, generar trabajo en equipo y empoderar a los colaboradores.

Según el especialista Giancarlo Ameghino, Gerente de Gestión y Desarrollo Humano del Grupo Crosland, a medida que nos acercamos a cerrar un año y se agendan las evaluaciones de desempeño, la comunicación positiva es una gran herramienta para conversar sobre lo bueno y lo malo en el desempeño del trabajador cuidando mantener la motivación.

Cómo iniciar: la comunicación no verbal también debe ser positiva; por ello se recomienda mantener un tono de voz cálida, ni alta ni muy baja, sonreír y mantener las manos abiertas y un habla fluida.

Palabras claves: dentro de la conversación podemos manejar palabras en primera persona como: “Pienso, Me parece, Siento, Quiero” pero cuando proponemos algo nos dirigimos basándonos en el nosotros: “Hagamos, ¿Cómo podemos resolver esto?, Probemos esto”. Finalmente, siempre debemos pedir el feedback del interlocutor: ¿Qué opinas?, ¿Qué te parece?

Buenos resultados: una buena comunicación, no solo evitará malos entendidos en el equipo de trabajo, sino que además puede fortalecer la motivación de los trabajadores pues al sentir que son escuchados y considerados, se sentirán a gusto en su centro laboral. Esto también conlleva a una mayor productividad pues buscarán dar lo mejor de ellos.

Errores: debemos evitar palabras o frases de tonos negativos para no generar rechazo por parte del colaborador; por ello, en la comunicación no se debe hablar como si fuéramos dueños de la razón. Asimismo, durante la conversación no debe tratar de compensar un hecho por otro, y mucho menos desvalorizar el trabajo de otros miembros del equipo.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios