La importancia de hacer pausas activas en el trabajo

3339

¿Eres de los que pasa largas horas en la oficina, con hora de entrada y no de salida, perdido entre papeles o tecleando en tu computadora? Pasar buen rato inactivo físicamente puede traerte con el tiempo problemas de salud, o ya los dolores en la espalda y el cuello ya se han hecho presentes.

Pues, podría ser que estés pasando por los efectos del estrés laboral o el muy conocido “burnout”. El síndrome de burnout consiste en un trastorno emocional provocado por el estrés laboral, que puede desembocar en ansiedad e incluso depresión.

Pero estas complicaciones pueden evitarse con algo tan efectivo y saludable como lo es la “pausa activa”.

Beneficios

Son actividades que se realizan durante la jornada laboral, a base de ejercicios de movilidad, estiramientos, tonificación muscular o ejercicios aeróbicos de baja intensidad.

Realizar pausas activas durante nuestra jornada laboral, mejora nuestra productividad, ya que estas nos permiten desconectarnos de alguna manera de la tensión, sedentarismo, y reactivar nuestro cuerpo constantemente mediante la circulación sanguínea en todos los músculos de nuestro cuerpo.

Por regla general, se recomienda que, por cada dos horas laborales, la persona tome entre 10 a 15 minutos de descanso tanto visual como mental, y al menos realizar 2 a 3 veces por semana actividades de relajación y desestrés de 30 a 45 minutos.

Las pausas activas son una forma de fomentar la salud no solo afuera del trabajo, sino también incluirlo en cada sector, alcanzando una mejor calidad de vida y logrando un equilibrio físico y mental para poder ejecutar mejor las tareas laborales, y así disminuir los riesgos de enfermedades y la fatiga causada por las extensas jornadas laborales y los conflictos que se den en este ámbito.

Comentarios