El dilema de la inversión en Soft Skills

546

Por Hiro Lavado Cavero, Coordinador de Gestion del Talento en Calaminon empresa del Grupo CINTAC

Ocasionalmente en LinkedIn vemos diferentes publicaciones donde se mencionan los siguientes insights:

“Lo que más importa es la actitud, lo técnico se aprende”.

“Las habilidades blandas son lo más importante”.

“Lo técnico en un mundo de cambios se vuelve obsoleto, pero las habilidades blandas perduran en el tiempo”

Estos insights inundan de emoción a LinkedIn. Sin embargo, a la hora de la verdad cuando se trata de invertir en ello ¿Realmente las empresas invierten adecuadamente sus recursos?

Durante mi etapa de consultor he escuchado algunas de estas respuestas en el equipo de recursos humanos:

“No te preocupes, yo tengo un amigo que nos puede hacer un tallercito”.

“¿Por qué tan caro este programa de liderazgo?

“El área de compras me obliga a elegir el más barato”.

“Que lo haga el equipo de selección, ahí tenemos varios psicólogos”.

“Que mi área de capacitación cotice y en una reunión, definimos con quien trabajamos”.

Esa mentalidad de buscar las 3B (Bueno, Bonito y Barato) en habilidades blandas, nos podría ocasionar más problemas que soluciones.

¿Cuántos problemas de desempeño nos puede generar ello?

¿Le has preguntado a ese proveedor “low cost” si su modelo esta validado?

¿Hay psicometría asociada a su modelo?

¿El modelo de liderazgo propuesto por tu proveedor ha sido alineado a tu estrategia del negocio?

¿Le has preguntado al gerente general de los clientes con los que tu proveedor ha trabajado si realmente vio resultados en el negocio y la cultura?

A veces lo barato sale caro, y así como decimos “este restaurante es buenísimo, es un poco caro, pero vale la pena cada sol invertido en ese plato”, creo que tal vez si reaplicáramos esta misma analogía nos podría ir un poco mejor en las estrategias de aprendizaje corporativo.

A veces lo caro tiene una razón de ser y si esta se asocia con alta calidad y efectividad, vale totalmente la pena una importante inversión de la compañía.

Si las habilidades blandas son las más difíciles de aprender y de desarrollar ¿Por qué a veces se invierte poco en ello? Esto no solo requiere cursos, talleres, sino una serie de repeticiones y de ensayo error en la organización para que puedas ver los frutos en  tu cultura organizacional.

Los invito a reflexionar sobre ello al momento de decidir su inversión en estas estas habilidades tan cruciales para el desempeño de la organización y el desarrollo de los colaboradores.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios