¿Es necesario que la Gestión Humana sea Agile?

1328

Por Richard Rodriguez, Agile Coach en Think Agile 8

“Si el software se ha comido el mundo, la agilidad se ha comido el mundo del software. “ Jeff Gothelf

Prácticamente no existen organizaciones cuyos departamentos de TI no estén aplicando marcos ágiles para el desarrollo de software; Agile se ha convertido en el modelo operativo en empresas grandes y pequeñas, en distintas industrias y sectores, sin embargo, hay un desafío grande que viene surgiendo a raíz de esto: Los equipos de tecnología vienen alcanzado un crecimiento en la productividad debido al uso de marcos ágiles pero este crecimiento muchas veces se ve obstaculizado por la falta de agilidad de otros departamentos de la organización, entre ellos el departamento de Gestión Humana.

Pongamos un ejemplo, imaginemos que usted quiere ganar una carrera de maratón de 10km y su condición física es la siguiente: está un poco subido de peso, sus brazos no son tan fuertes, y hace poco se ha recuperado de un fuerte resfrío por lo que tiene algo de tos todavía; sin embargo, goza de dos piernas muy bien trabajadas, fuertes y completamente sanas; ¿ganará la carrera?; probablemente no. No alcanza con dos piernas fuertes, por más que sean las que hagan el mayor esfuerzo en una maratón, pues es lo mismo con las organizaciones, si queremos construir grandes productos, reducir el time to market y generar más valor a la organización, no alcanza con que el departamento de TI sea ágil y practique marcos ágiles, se necesita que todos los departamentos tengan un nivel adecuado de agilidad para que puedan responder a los cambios que plantea el mercado.

Entender qué es Agile llevará a la creación de iniciativas que de desarrollarse podrán lograr que Gestión Humana sea cada vez más Agile.

Agile es una mentalidad. Agile no es un marco de trabajo para ser implementada dentro de la metodología de gestión existente. Agile es una forma de ser y hacer dramáticamente diferente a la gestión tradicional. El centro del universo comercial ya no es la empresa: es el cliente. Agile, por lo tanto, tiene grandes implicaciones en la forma cómo opera una organización.

Agile es un cambio de cultura para toda la organización, implica cambios en actitudes, valores y hábitos profundamente arraigados de la burocracia jerárquica que no cambiarán con solo tomar un breve curso de capacitación en Scrum (u otro marco ágil). En este punto, en la transformación cultural, es dónde Gestión Humana juega un papel clave, pues debe plantear y desarrollar iniciativas que lleven a la organización a ser Agile y no sólo hacer Agile.

Uno de los grandes retos por parte de Gestión Humana es liderar la transformación de los líderes y para lograr eso compartimos algunas iniciativas que podría liderar la Gestión Humana en la inserción del Agile como parte de la organización:

  • Desarrollar o contratar líderes que operen bajo un nuevo modelo de gestión.
  • Ajustar las métricas de rendimiento individual y las estructuras de compensación para el éxito en equipo.
  • Medir el compromiso y la motivación dentro de un equipo.
  • Actualizar el perfil necesario de los empleados potenciales y existentes poniendo énfasis en las habilidades que permiten equipos multifuncionales.
  • Reclutar e incorporar nuevos colaboradores de una manera que promueva la agilidad.
  • Determinar qué roles laborales son necesarios en el nuevo entorno laboral.
  • Mejorar el aprendizaje y el desarrollo para promover un entorno de aprendizaje continuo.

No puede haber una transformación ágil sin Gestión Humana, y la Gestión Humana no puede ya posponer tener equipos ágiles en su estructura y predicar con el ejemplo.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios