Habilidades blandas para ser más empleable

1427

Por Gilberto Rigolon, Head of HR Manager Nestlé Perú y Bolivia

¿Los retos de la empleabilidad ha cambiado en la actual coyuntura? La respuesta es sí, si consideramos los aspectos económicos y políticos que hemos vivido en los últimos 19 meses de pandemia. Con un escenario de tantas incertidumbres, muchas empresas han cambiado sus estrategias de negocios, y por supuesto esto puede impactar la empleabilidad de la sociedad, especialmente la de los jóvenes.

Cuando miramos las competencias que las empresas están buscando hoy en día vs tiempos pre pandemia, éstas no han cambiado de forma significativa. El arte de navegar estratégicamente a través de tiempos inciertos con resiliencia y flexibilidad son competencias valoradas desde siempre para todos los que vivimos en América Latina y luchamos día a día frente a diferentes escenarios de inestabilidad e incertidumbre. Para Nestlé, identificar el talento que cuenta con estas competencias es parte de nuestra tarea del día a día.

Sin embargo, conocerse a sí mismo, solidaridad, coraje y protagonismo son competencias de empleabilidad que ganarán valor hoy más que antes.

Un joven que se conoce a si mismo adopta el autodesarrollo, la autoconciencia y la responsabilidad personal para dar lo mejor de sí mismo todos los días. Es capaz de identificar sus fortalezas y debilidades, fundamental para definir metas realistas y manejar mejor los momentos de crisis, en especial los emocionales.

Solidaridad es algo que hemos perdido durante la pandemia. En muchas situaciones pensamos solo en nosotros, máximo en nuestros familiares cercanos. Y esto no es suficiente en el mundo corporativo. Un joven solidario busca comprender a través de la empatía, sabe escuchar y reconoce las emociones, perspectivas y conocimientos de los demás. Lo básico para trabajar bien en equipo, es estar siempre dispuesto a ayudar.

El coraje es la capacidad de actuar a pesar del miedo y la intimidación. Cabe señalar que coraje no significa ausencia de miedo, sino acción a pesar de ello. Hemos visto en la pandemia personas que no salían de sus casas ni para poner la basura en la calle. Un joven con coraje enfrenta las situaciones, tomas riesgos (con protocolos), fomenta un entorno que desafía el status quo, buscando nuevas tendencias, habilidades, conocimientos e ideas para seguir adelante.

Por último, pero no menos importante: protagonismo. No nos falta motivo para reclamar por todo, ser víctima en los días de hoy es muy fácil. Para tener una buena empleabilidad en los días de hoy un joven debe tener la capacidad de invertir más tiempo en buscar soluciones que en explicar porque no funciona o porque no ha sido exitoso. Un joven protagonista ¡transforma las ideas en acción!

Estoy seguro de que estas competencias pueden ayudar a los jóvenes a ser ¡mucho más empleables!


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios