Escasez de talento y crisis de productividad:¿Podría el empleador peruano ofrecer una jornada laboral de 4 días?

49
  • La exponencial escasez de profesionales calificados en Perú impulsaría a más empleadores a implementar mecanismos innovadores para atraer al mejor talento.
  • Alemania se suma a los países de Europa que ya pusieron a prueba la jornada semanal de 4 días. Chile y Colombia seguirían esta ruta.  

Lima, 26 de febrero del 2024.- El mercado empresarial está en constante evolución y las jornadas laborales tradicionales se encuentran bajo observación, dando paso a la consideración de alternativas más flexibles y amigables con la calidad de vida de los colaboradores. Europa lidera el camino en este aspecto, países como Bélgica, Reino Unido, España, Alemania, entre otros; ya experimentan jornadas laborales más cortas de 4 días semanales. Latinoamérica, por otro lado, muestra una resistencia inicial a este cambio. Según datos de Statista, la jornada laboral promedio en Europa es de aproximadamente 38 horas semanales, mientras que, en América Latina, en especial en Perú, es de 48 horas.

¿Funcionaría un modelo de 4 días laborales a la semana en nuestro país?

De acuerdo con Silvana Cárdenas, Directora de Right Management Latinoamérica en ManpowerGroup; solo 1 de 10 empresas a nivel global estaría dispuesta a reducir su jornada laboral. En tanto en el Perú, primero se debe analizar el mercado laboral, el cual está marcado por la diversidad de sectores e industrias y una creciente escasez de talento calificado. “El 65% de empleadores peruanos dicen tener problemas para hallar profesionales y cubrir vacantes. Esta situación impacta en la productividad y sostenimiento de los negocios, lo que mueve al empleador a pensar en estrategias de atracción de talento alineadas con los intereses de las nuevas generaciones de colaboradores y colaboradoras”, añade.

¿Qué opinan los profesionales?

De acuerdo a una investigación de ManpowerGroup, 6 de cada 10 colaboradores a nivel global estarían dispuestos a sacrificar un pequeño porcentaje de sus ingresos si es que se les ofrece acceder a una jornada laboral de 4 días.

Para la experta en gestión de talento, es muy importante escuchar a los candidatos y atender sus demandas, al mismo tiempo que el empleador adecúa su modelo de negocio con el propósito de sostener la flexibilidad, propiciar mayor diversidad de talento y construye nuevas “canteras” de profesionales a través de la capacitación.

Si lo que se busca es implementar el 4 Day Week (jornada laboral de 4 días), se requiere antes un cambio cultural en las empresas y también en las habilidades de los profesionales, de tal manera que se valore la productividad sobre las horas trabajadas. Resultará esencial que todos los empleadores realicen una evaluación de la naturaleza de las tareas, la implementación de tecnologías eficientes y la redefinición de metas y objetivos”, aporta Cárdenas.

¿Qué habilidades se requieren en un empleo más flexible?

En un escenario hipotético, donde el candidato quiere tener mayor flexibilidad y acceder al beneficio de 4 días laborales, será fundamental que los talentos trabajen en mejorar sus competencias y aquellas habilidades blandas que hoy son más valoradas y requeridas.

Para la Directora de Right Management Latinoamérica en ManpowerGroup, estás son las principales habilidades que los empleadores buscan:

  1. Trabajo en equipo y colaborativo: las empresas necesitan personas que sepan colaborar para ganar en conjunto, que se genere relacionamiento y apoyo mutuo ante objetivos comunes.
  2. Manejo de conflictos y resolución de problemas: los empleadores necesitan talento que sea capaz de asumir riesgos y tomar decisiones oportunas para resolver situaciones críticas.
  3. Resiliencia y adaptabilidad: hoy las reglas del mercado laboral cambian muy rápido, el entorno y la competitividad de las empresas demandan más agilidad de los talentos.
  4. Responsabilidad y confianza: si quisiera acceder a trabajar 4 días a la semana, el talento debe demostrar que es confiable para su empleador, que cumplirá con los objetivos y metas trazadas.
  5. Planificación y organización: el talento debe ser meticuloso y ordenado en sus tareas con el fin de cumplir los objetivos de su área y de la empresa.

El profesional por su lado debe exigirse, hacerse cargo de su desarrollo y competencias y trabajar en ser atractivo y empleable para el mercado laboral. Es oportuno que cada talento dentro de una organización siempre pida feedback a sus líderes y tome acción ante los puntos de mejora. Asimismo, del lado de las organizaciones, los empleadores deben valorar a su talento, diseñar planes de crecimiento acorde a los perfiles de su planilla, e invertir en capacitación y tecnología con aquellos colaboradores que están comprometidos con la cultura de la empresa”, concluye Cárdenas.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm 

Comentarios