“Hoy en día, en América Latina, el proceso para que un joven acceda a un buen trabajo es muy difícil y está lleno de prejuicios”

141

Lima, 15 de abril de 2024.-El primer trabajo marca un hito crucial en la vida de muchos jóvenes, representando su entrada al mundo laboral y la adquisición de habilidades fundamentales. Más que solo una fuente de ingresos, este primer empleo ofrece oportunidades para desarrollar competencias profesionales y entender la importancia del trabajo en equipo y la responsabilidad. En resumen, es un paso significativo hacia la independencia y el crecimiento personal.

Para abordar este tema, entrevistamos a Mariana Ericsson, CMO Global de Fundación FORGE, quién aborda los retos y desafíos que afrontan los jóvenes para conseguir su primer empleo en Latinoamérica y los resultados de la campaña liderada por la ONG para celebrar el primer empleo de los jóvenes.

¿Qué objetivo persigue la iniciativa de celebrar el primer empleo de los jóvenes?

Hoy en día, en América Latina, el proceso para que un joven acceda a un buen trabajo es muy difícil y está lleno de prejuicios.

Los datos son alarmantes: dependiendo de la fuente, entre el 30 y 40% de los jóvenes vive bajo la línea de la pobreza. Aproximadamente el 60% no logra terminar la escuela media en tiempo y forma. De los jóvenes que logran trabajar, entre el 60 y 70% deben hacerlo en condiciones informales. Son pocos los jóvenes que tienen acceso a un trabajo digno para salir de este círculo vicioso, que afecta a ellos, a sus familias, e indirectamente a la economía general de nuestros países.

La idea principal de la campaña “Celebremos a quienes empiezan”, creada por la agencia Bombay, es justamente para festejar y reconocer a aquellos jóvenes que consiguen su primer trabajo digno y también a aquellas empresas que apuestan por esta inclusión en sus equipos.

Lo primero que buscamos en la campaña, fue generar conciencia y poder reflexionar sobre el trabajo joven en toda la región.

Contamos más de 100 historias de jóvenes Forge, mostrando amplia diversidad de países, jóvenes, empresas y puestos entry level.

Luego, buscamos amplificar nuestro mensaje invitando al uso de un filtro alusivo a la Causa Joven.

Cerrando con el testimonio de más de 20 empresas empleadores y colaboradores que compartieron de primera mano su experiencia e impacto positivo, buscando sensibilizar e invitar sobre la importancia de actuar al respecto para generar un cambio.

¿Cómo se diferencia esta campaña de otras iniciativas de reconocimiento laboral?

La idea fue, de alguna manera “hackear” la conversación que fluye naturalmente en LinkedIn, que suele centrarse en mostrar méritos y logros de importantes trayectorias profesionales; en vez, nosotros inundamos la conversación felicitando a los Entry Levels y destacando sus méritos.

Creemos que lo más importante fue poner a los jóvenes como protagonistas y celebrar sus comienzos. Para la gran mayoría, estas oportunidades tienen un impacto enorme, en la planificación de su futuro e incluso el de sus familias y comunidades cercanas.

¿Cómo se ha reflejado el éxito de la campaña en el ámbito digital, específicamente en la plataforma LinkedIn?

Los resultados de la campaña fueron excelentes. Superamos el millón y medio de personas contactadas y duplicamos los índices de engagement de la industria.

Además nos apropiamos de la conversación sobre “Diversidad e Inclusión en el trabajo”, durante el período de campaña. Y a su vez, obtuvimos el mayor incremento histórico en nuestros followers, dándole así mayor masa crítica a la base de gente a la que solemos contactar para juntos abordar e impactar sobre esta causa.

¿Qué medidas concretas se han implementado para aumentar la conciencia sobre la igualdad e inclusión laboral?

Fundación Forge es una ONG suiza, que opera en América Latina, apoyamos a jóvenes en situaciones desfavorables, ofreciéndoles oportunidades de empleo y educativas para impactar positivamente sus comunidades.

Desde 8 países y con 15 años de experiencia, más de 55,000 jóvenes se han unido a nuestra misión, y hoy, el 70% trabaja en la formalidad.

Además de nuestro trabajo de acompañamiento y gratuito directo con jóvenes, trabajamos también para impactarlos vía sus docentes en escuela superior.

Y por otro lado, por supuesto también trabajamos diariamente con empleadores, en distintos foros para juntos desarrollar políticas más inclusivas.

Hoy según un estudio realizado por la consultora McKinsey, en aquellas empresas donde hay políticas de diversidad e inclusión, más del 80% aborda el tema género, más del 50% diversidad de orientación sexual, pero tan solo un 30% trabaja sobre diversidad socioeconómica. Es importante concientizar sobre el tamaño y necesidad de este grupo también, para que nuestra sociedad progrese.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm 

Comentarios