Centennials en el mercado laboral: Estudio identifica su perfil y preferencias

1089

Los Centennials o generación Z, son un grupo etario de jóvenes nacidos a partir de 1995, y caracterizados por ser la primera generación de nativos digitales. Los mayores de esta generación tienen entre 27 y 28 años, por lo que su relación con las empresas y el mundo laboral aún no se ha estudiado completamente a nivel nacional. El estudio “Generación Z: Descifrando las Preferencias de los Centennials en el Mundo Laboral” realizado por el PAD Escuela de Dirección, con el apoyo de Konecta, busca brindar mayor información sobre el perfil de esta generación a nivel nacional y así poder descifrar cómo motivar y retener el talento joven.

“Hacer un estudio de esta magnitud es casi un privilegio por el impacto que va a tener en muchos jóvenes. Muchas veces las empresas o instituciones guían sus políticas o programas por perfiles de jóvenes que han sido construidos en otros países, y nuestra realidad es muy distinta. Ante la falta de información, fue instintivo ir a la fuente primaria: los jóvenes que trabajan”, comenta Alejandro Fontana, profesor e investigador del PAD Escuela de Dirección.

Los centennials peruanos que ya laboran se encuentran en un momento complicado para su desarrollo: la era post COVID-19. Muchos de ellos sufren un gran estrés por tener una economía distante de lo que ellos esperan obtener, pasan por momentos de precariedad tanto en lo económico como en lo familiar, y tienden a distraerse con facilidad. Este escenario es complicado, sobre todo para jóvenes que aún presentan un desarrollo incompleto como persona, y una tendencia hacia las relaciones débiles. Asimismo, en Lima, un 45.7 % presenta síntomas de depresión y un 35,9 % presenta una ansiedad mínima o moderada. Un punto importante es que la familia es un centro de gravedad para ellos, hasta el punto que el ambiente familiar del que provienen define mucho la persona que son y serán.

Este perfil particular, debe ser tomado en cuenta para poder capturar y guiar a estos jóvenes de la mejor manera posible. Como se ha mencionado, los centennials presentan algunas limitaciones, entre las que se encuentran baja capacidad de adaptación y regulación (menos del 40 % presentan estabilidad emocional), por lo que valoran mucho el ser apoyados para generar rutinas y hábitos saludables. No obstante, es importante que esto no se confunda con una necesidad de dirección autoritaria y poco flexible. La generación Z valora la capacidad de decisión para gestionar sus tiempos y priorizar sus tareas. Por lo tanto, un liderazgo moderno que busque empoderar y brindar autonomía es lo ideal.

Otro tema importante es el reconocimiento y la validación. Los centennials aprecian considerablemente el reconocimiento laboral y la validación positiva de sus iniciativas. Este estudio, ha encontrado que debido al perfil psicológico de la generación Z, ellos buscan relaciones que los validen y sean soporte: la cultura del reconocimiento es esencial para que se genere un sentimiento de pertenencia a la organización. La generación Z valora los retos y poder mostrar sus capacidades en una cultura que los motive a ello y que los reconozca, si se puede, de manera pública, o mejor, en redes sociales. En efecto, aproximadamente la mitad de los estudiados, presentan una tendencia hacia la colaboración. Así, un sistema de dirección que incentive su responsabilidad, y donde sean escuchados a través de la participación es ideal para motivarlos. En cuanto a responsabilidad, casi un 70% son responsables o muy responsables.

Como se mencionó anteriormente, la familia es sumamente importante para el desarrollo de los jóvenes. En este caso, los centennials que provienen de familias unidas tienen una visión del ambiente laboral como una oportunidad de crecimiento y de desafiarse a sí mismo a ser su mejor versión, ya que cuentan con redes de apoyo que los hacen buscar estabilidad. Mientras tanto, los jóvenes de la generación Z que provienen de hogares disfuncionales tienen más dificultades para adaptarse a entornos, debido a un menor entendimiento de sus emociones, lo que deriva en problemas para regularse y tener metas claras, ante la falta de soporte y modelos a seguir.

“Konecta es de los lugares más grandes para trabajar para el talento joven, por lo que era muy importante poner nuestro granito de arena en esta investigación. Queremos seguir trabajando de la manera con instituciones que nos permitan aportar al conocimiento de los centennials, ya que beneficiará tanto a las empresas como a los jóvenes.” comenta Violeta Orozco, CEO de Konecta.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios