¿Cómo decirle a un empleado que no está listo para un ascenso?

88

Lima, 16 de enero de 2024.-Abordar la delicada situación de comunicar a un empleado que no está listo para un ascenso puede ser un desafío crucial para los líderes y gerentes en cualquier organización. Este proceso no solo requiere tacto y empatía, sino también una comunicación clara y constructiva que permita al empleado comprender los motivos detrás de la decisión. En este contexto, se destaca la importancia de gestionar las expectativas y ofrecer orientación para el desarrollo profesional continuo.

A continuación, exploraremos algunas estrategias y consejos para abordar esta conversación de manera efectiva, fomentando un ambiente de crecimiento y aprendizaje tanto para el empleado como para la organización.

  • Abordar la conversación sobre la falta de una promoción requiere un enfoque estructurado y empático. La investigación detallada en el artículo destaca la correlación entre el compromiso del empleado y la progresión profesional. La clave para el éxito es mantener una relación positiva y diseñar un plan para el crecimiento futuro. Una comunicación empática, apoyo y enfoque en el futuro son esenciales para lograr un resultado beneficioso tanto para el empleado como para la organización.
  • La empatía es fundamental; reconoce los esfuerzos del empleado, valida sus sentimientos y destaca su arduo trabajo. El apoyo no se trata solo de explicar por qué la promoción no sucede ahora, sino de afirmar la creencia en las habilidades y potencial del empleado. Un enfoque futuro asegura no solo una comprensión clara de la situación actual, sino también un plan motivador para avanzar, mejorando la retención y el compromiso.
  • Reconoce los logros y contribuciones positivas del empleado, destacando áreas específicas de excelencia. Asegura al empleado que su desarrollo continuo los posicionará para futuras oportunidades. La conversación no debe terminar en decepción, sino en esperanza y posibilidades futuras. Destacar el potencial y la confianza en el crecimiento del empleado contribuye a una atmósfera positiva y enfocada en el desarrollo.
  • Al abordar las razones específicas de la falta de promoción, se deben considerar la competencia, el potencial y la percepción. Ancla las conversaciones en la situación actual y destaca lo necesario para avanzar. El enfoque en “ahora vs. necesario” proporciona una hoja de ruta constructiva, de apoyo y orientada al éxito futuro. La competencia implica identificar habilidades actuales y áreas de desarrollo, mientras que el potencial se evalúa mediante la curiosidad, la percepción, el compromiso y la determinación.
  • La competencia se aborda reconociendo logros y proyectos completados, pero señalando las brechas necesarias para el siguiente nivel. Involucra al empleado en comprender sus competencias actuales y cómo desarrollarlas más. Destaca que el fracaso en un proyecto específico no indica falta de competencia, y cumplir un objetivo no garantiza competencia. Proporciona una dirección clara para el desarrollo mediante capacitación específica o proyectos focalizados.

SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm 

Comentarios