Conoce qué hacer cuando perdemos un empleo

495

La pandemia impactó en el mercado laboral causando más de un millón de desempleados.

El trabajo motiva a las personas y es un camino para la realización personal y profesional. En el primer trimestre del año, la población ocupada creció alrededor de 22 %, sin embargo, el desempleo solo en Lima Metropolitana registró un 8 % en el periodo mencionado, alcanzando a más de 450 mil personas sin empleo.

MIRA: ¿Cuáles son las 5 actitudes opuestas al liderazgo?

En este contexto, aquellos profesionales que por diversas circunstancias pierden su empleo, podrían entrar en un trance afectivo, ver afectada su autoestima y dudar de su empleabilidad y habilidades. “El 80 % de las personas que son desvinculadas afirman que lo que más les impacta es su autoestima y salud mental. Por ello, es muy importante destacar que una desvinculación debe ser humana y respetuosa, cuidando siempre el bienestar de la persona”, comenta Silvana Cárdenas, Gerente de Talent Solutions Perú, marca consultora de la multinacional ManpowerGroup.

La experta comparte algunas recomendaciones para que las empresas en proceso de desvinculación o transición conviertan esta situación en una oportunidad para fortalecer la personalidad y las competencias de sus profesionales:

  1. Preparación para dar la noticia: los directivos deben estar preparados y listos para transmitir el mensaje adecuado en el momento oportuno, incluyendo los motivos que refuerzan la decisión, alineados a la cultura de la empresa.
  2. Brindar compañía y respaldo: hay que ser conscientes que es un ser humano quien está viviendo la transición laboral y debe recibir un acompañamiento empático.
  3. Fortalecer la gestión emocional y el poder personal: si el desempleo llega en un momento inesperado, será oportuno ayudarlos a reevaluar sus fortalezas, competencias y habilidades que como persona y profesional tienen.
  4. Dar herramientas y asesoría para la nueva búsqueda laboral: pensar en tomar un programa de outplacement ayudará a direccionar los objetivos profesionales de la persona desvinculada o, tal vez, a motivarlo a iniciar un nuevo estilo de vida como emprendedor.

“Debemos ser conscientes que el vínculo laboral es una relación emocional, por ello, ante una etapa de desempleo, es aconsejable que miremos la situación como una clara oportunidad para reforzar la experiencia del colaborador en la etapa de off-boarding. Se debe priorizar el acompañamiento a la persona para que su marca empleadora siga brillando”, agrega Silvana Cárdenas.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios