¿Cuáles son los rasgos básicos de un “jefe perfecto”?

1775

Para muchas personas el “jefe perfecto” no existe, debido a que sienten que sus líderes no los representan y no tienen lo necesario para inspirar a su equipo de trabajo. Es así como las personas que tienen a su cargo un equipo deberán conocer cómo motivar y mantener un grupo inspirado con ganas de trabajar.

Tomando en cuenta estos puntos Google realizó, durante más de 10 años, un estudio cuyo nombre es Proyecto Oxígeno, con el propósito de averiguar qué rasgos tiene un líder perfecto. De la investigación se determinó que las habilidades técnicas importaban menos que la inteligencia emocional.

El portal Business Insider publicó el artículo en el que se da a conocer los 10 comportamientos más resaltantes que debe tener un líder perfecto:

  1. Buen entrenador. Ante las dificultades, el líder no resuelve solo los problemas sino los usa como métodos de enseñanza. Además, guía y comparte ideas con los integrantes de su equipo para que ganen experiencia y se desarrollen profesionalmente.
  1. Empodera al equipo. Un buen jefe empodera a su equipo y le da libertad para explorar sus ideas, asumir riesgos e incluso cometer errores para que aprendan. Es particular que la persona a cargo permita horarios flexibles.
  1. Crea un ambiente de equipo inclusivo. El jefe perfecto, además de crear un ambiente inclusivo entre los miembros de su equipo, se preocupa por el bienestar de cada uno. De acuerdo con el estudio de google, la clave para el mejor desempeño de los colaboradores es crear un espacio psicológicamente seguro para que todos asuman riesgos sin temor. Esa confianza debe entregársela el líder.
  1. Productividad y orientación a resultados. Para lograr óptimos resultados, un buen jefe no solo espera que su equipo haga todo el trabajo, si es necesario, él también ayudará a su gente para llegar a la meta. Él enseña con el ejemplo y los motiva.
  1. Escucha y comparte información. El líder que todo trabajador quiere tener es un buen comunicador; es decir, sabe escuchar para comprender a su equipo y mostrarle empatía; además, sabe compartir lo que conoce con el resto. No es egoísta.
  2. Apoya el desarrollo profesional. Los excelentes jefes apoyan a sus colaboradores para que sigan creciendo profesionalmente y de ser necesario, los elogian; pero si ven algo que no comparten con ellos, se los dan a conocer con todo respeto para que mejoren. Asimismo, motivan a sus equipos a retribuir.
  1. Visión y estrategia clara para el equipo. El líder mantiene a su equipo encaminado en el logro de sus objetivos. A través de la comunicación se asegura de que cada integrante comprensa su rol individual y mediante estrategias lo lleva a alcanzar el éxito.
  1. Posee habilidades técnicas. Un buen jefe posee habilidades técnicas clave para ayudar a asesorar al equipo, tanto en las tareas como desafíos que se les presente. Para ello, genera confianza antes de hacer cambios drásticos.
  1. Colaborador. Alguien que está a cargo de muchas personas trabaja por el bien de su empresa en conjunto y no sabotea a los integrantes de otros equipos de la misma compañía. Además, alienta a su gente a hacer lo mismo.
  1. Tomador de decisiones. Tomar decisiones es complicado, pero el jefe perfecto debe saber qué camino elegir tras haber analizado los hechos. Si la decisión que toma no es compartida por todos, él deberá creer en ella y sobre todo comprometerse.

 


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios