Estrategias para fomentar la diversidad e inclusión en el entorno laboral

611

Por Jennifer Villanueva, Gerente de Gestión Humana.

La diversidad y la inclusión en el lugar de trabajo son fundamentales para construir una cultura empresarial sólida y para impulsar el éxito a largo plazo de una organización. 

¿Cuál es la diferencia entre ambas?

Pues, fomentar la diversidad se trata de asegurarse de que haya una variedad de antecedentes, experiencias, perspectivas y habilidades representadas en el lugar de trabajo. 

Mientras que, la inclusión, por otro lado, busca crear un ambiente donde todos los empleados se sientan valorados, respetados y empoderados para contribuir plenamente con sus capacidades.

Por ello, en este newsletter te quiero comentar sobre las valiosas estrategias propuestas por Florian Hempelmann en su obra “Diversity and Inclusion in the Global Workplace: Aligning Initiatives with Strategic Business Goals”: 

  1. Liderazgo comprometido: Es fundamental que la alta dirección y los líderes de la organización muestren un compromiso claro y visible con la diversidad e inclusión. Deben comunicar estos valores en todos los niveles de la empresa y ser ejemplos a seguir en la promoción de una cultura inclusiva.
  2. Políticas de contratación inclusivas: Revisar y modificar las políticas de contratación para garantizar que se busque activamente la diversidad en el proceso de selección. Esto puede incluir eliminar sesgos en las descripciones de trabajo, establecer objetivos de diversidad y garantizar que los equipos de selección estén capacitados en la búsqueda de candidatos diversos.
  3. Formación y sensibilización: Proporcionar programas de capacitación que eduquen a los empleados sobre la importancia de la diversidad y la inclusión, así como sobre la identificación y eliminación de prejuicios inconscientes en el lugar de trabajo.
  4. Creación de una cultura inclusiva: Fomentar una cultura que valore y respete las diferencias individuales. Esto puede lograrse a través de actividades como grupos de recursos para empleados, celebración de festividades y tradiciones diversas, y promoción de la colaboración y el trabajo en equipo entre personas de diferentes orígenes.
  5. Flexibilidad y equidad en el trabajo: Ofrecer políticas de trabajo flexibles que permitan a los empleados equilibrar sus responsabilidades personales y profesionales. Además, garantizar que haya igualdad de oportunidades en el desarrollo profesional y la promoción dentro de la organización.
  6. Monitoreo y medición: Establecer indicadores clave de desempeño relacionados con la diversidad e inclusión, y realizar un seguimiento regular para evaluar el progreso y realizar ajustes según sea necesario.
  7. Alianzas y colaboraciones: Trabajar con organizaciones externas y asociaciones para obtener perspectivas adicionales y compartir mejores prácticas en diversidad e inclusión.
Portrait of a group of confident businesspeople working together in a modern office

Recuerda que las estrategias para fomentar la diversidad y la inclusión en el lugar de trabajo deben estar en constante evolución y adaptación a medida que la sociedad cambia y se desarrolla. Además, la diversidad y la inclusión son un viaje continuo y un compromiso a largo plazo para construir un entorno laboral más justo, respetuoso y productivo para todos los empleados. ¿Y tú qué opinas? ¿Qué otra medida agregarías? 

Fuente: Bienestar 360°


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios