Hostigamiento Sexual en el Ámbito Laboral: Cultura de prevención en las organizaciones

1127

Por Peggy Guzmán, Gerente de Compensaciones, Cultura y Experiencia del Colaborador de Cementos Pacasmayo.

El lugar de trabajo representa un espacio de crecimiento profesional y personal; sin embargo, existen desafíos como la brecha salarial, la inequidad y, algo de lo que no todos hablan, el acoso sexual en el ámbito laboral, el cual afecta directamente al desarrollo de todos los colaboradores.

El primer informe ELSA sobre acoso sexual laboral en Perú, elaborado por Genderlab, tras entrevistar a 32 mil personas entre enero y setiembre del 2021 concluyó que, de las personas que reportaron pasar por esta situación en los últimos dos años, el 70% sufrió estrés, 50% experimentó problemas para concentrarse y 20% faltó al trabajo.

Para hacerle frente a una problemática como ésta, es esencial conocerla y crear herramientas a la medida según el negocio que hagan posible erradicarla, pero sobre todo, activar medidas de prevención, priorizando la atención psicológica para los colaboradores y la gestión e implementación de programas de coaching y seguimiento. Todo esto a fin de incentivar una relación de respeto, mejor clima laboral, confianza y empatía entre las personas que conforman una compañía.

Además, es fundamental contar con un sólido canal de atención de denuncias que atienda casos que se presenten tanto a nivel virtual como presencial, no olvidemos que aún la modalidad del trabajo híbrido se mantiene en muchas compañías. Una excelente forma de promover este canal es realizando periódicamente recordatorios dirigidos al colaborador sobre el procedimiento oficial para realizar una denuncia.

En Pacasmayo sabemos que el hostigamiento no distingue género, sectores socioeconómicos, ni jerarquías o niveles empresariales. En el informe citado líneas arriba se señala que, en gerencias y vicepresidencias, el índice de acoso es de 34% y en cargos de subgerencias y jefaturas, un 40%. Una realidad muy ácida.

El éxito de una compañía no solo depende de sus líderes; no podremos hablar de éxito si todos los colaboradores no se sienten parte de éste. Por eso, es importante colocar a nuestros colaboradores en el centro. Es de esta manera como se crean áreas dedicadas a promover una cultura corporativa que fortalezcan un ambiente seguro, de cuidado, sensibilización, prevención y desarrollo integral.

Asimismo, la creación de políticas, códigos de conducta, reglamentos internos y, por supuesto, una Política de Prevención y Sanción contra el Hostigamiento Sexual son los pilares de estas áreas, las cuales refuerzan los principios culturales de la organización que ayudan a fomentar un entorno seguro.

Las empresas deben formar comités enfocados en la buena gestión del talento humano y de la cultura, programas de Diversidad e Inclusión que permitan pensar en plural para construir el futuro que todos soñamos, uno en donde todos los colaboradores puedan desarrollarse personal y profesionalmente de forma empática y respetuosa. Tener presente a todos los grupos de interés es importante, pero entender al colaborador como el principal, es clave.


Sobre la autora:

Peggy Guzmán, Gerente de Compensaciones, Cultura y Experiencia del Colaborador de Cementos Pacasmayo

Cuenta con un MBA en la Esade Business School y una Maestría en Desarrollo Organizacional y Dirección de Personas en la Universidad del Pacífico. Forma parte del Comité de Diversidad e Inclusión en APERHU y AmCham Perú. Actualmente es líder del Comité de Diversidad e Inclusión en Pacasmayo y participa del acelerador Target Gender Equality del Pacto Mundial.

 


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios