Lo que nos dejó el 2022 en materia laboral y los desafíos para este 2023

526

Conocer la situación del 2022 es clave para que los empleadores puedan hacer frente a los retos de este año, tomando en cuenta que el contexto se torna más desafiante en materia sindical, con fiscalizaciones más rígidas en diversas materias y un incremento considerable en la cantidad de demandas laborales presentadas, aseguran Aracelli Morales y Fernando Rodríguez, asociada y consejero de Miranda & Amado, respectivamente.

Un año de convulsión en términos de relaciones laborales, de nuevas disposiciones -muchas de ellas sin consenso social-, de cambios en las reglas de juego y de incertidumbre, pero también de aprendizajes, así fue el panorama del 2022 en materia laboral.

Esta situación, sin duda, ha retado la resiliencia de las compañías que han debido adaptarse rápidamente, aprender y crecer frente a la complicada coyuntura del 2022, pero sobre todo a prepararse para las medidas pendientes de aplicación (como el teletrabajo), ya que es previsible que durante este 2023 la incertidumbre continuará, aseguran Aracelli Morales y Fernando Rodríguez, asociada y consejero de Miranda & Amado, respectivamente.

Pero ¿qué nos dejó el 2022 y cuáles son los hechos que marcaron la agenda laboral? Para Rodríguez el ritmo de las inspecciones de Sunafil refleja parte de lo acontecido. “Aunque, la proyección a diciembre 2022 es de 80,000 inspecciones, estas aparentemente son menores que en 2021 (88,500), lo cual no es tan preciso porque no toma en cuenta la importante cantidad de cartas disuasivas enviadas a las empresas, cuyo objetivo es precisamente reducir la cantidad de órdenes de inspección, una especie de “preinspección”, explica.

Fernando Rodríguez, consejero de Miranda & Amado.

En el ámbito privado, los sectores financiero, construcción y servicios (call center, seguridad y limpieza), fueron las que agruparon la mayor cantidad de nuevas inspecciones por mes, seguidos del sector retail y minería; aunque la mayor cantidad de nuevas inspecciones se generaron en el ámbito público, principalmente en el sector salud.

Adicionalmente, señala el abogado, debemos tener presente que en el 2022 la Sunafil puso en marcha campañas como la formalización laboral; la igualdad de oportunidades salarial y no discriminación (la cual se extenderá durante el 2023); verificación de planilla y tercerización de servicios.

Relaciones colectivas y presión sindical

Respecto a las relaciones laborales colectivas, Rodríguez detalla que tuvieron momentos críticos durante el 2022 con un incremento considerable en la cantidad y duración de las huelgas, así como de los pliegos presentados. En el primer semestre de 2021, se presentaron un total de 93 pliegos de reclamos en el país, cifra que se incrementó en 220% en el mismo periodo de 2022, con 208 pliegos. “Los pliegos presentados como los solucionados también se duplicaron, lo cual refleja el aumento de la actividad sindical y la mayor formación de sindicatos”, señala.

En los últimos años, precisa se dio un brote de sindicatos nuevos en el sector comercial e industrial y, particularmente, en 2022 la actividad con más generación de estos fue el rubro farmacéutico; además, estos también han tenido más visibilidad y presión política para cumplir sus objetivos.

Demandas laborales

Aracelli Morales, por su parte, indica que las demandas laborales también registraron un incremento importante. Unas 76,130 demandas se presentaron durante el 2021; mientras que, solo hasta agosto de 2022, se habían registrado 148,814 demandas.

Aracelli Morales, asociada de Miranda & Amado.

Esta misma tendencia se evidenció en los procesos resueltos, considerando que el Poder Judicial resolvió este año, aproximadamente, 162,000 casos, versus los 156,000 del 2021. Entre los temas más demandados, pareciera que se sigue la línea de los años anteriores, pues estos serían pago de beneficios sociales, desnaturalización de contratos temporales y las impugnaciones de despidos.

Por otro lado, en cuanto a las conciliaciones, estas no han ido al ritmo de las demandas ni de los procesos resueltos, por el contrario, aún se observa una brecha importante, pese al alto número de demandas o procesos que son altamente contingentes.

Hechos relevantes 

Entre los temas que marcaron la pauta figura la prohibición de la tercerización de servicios relacionados al núcleo del negocio, que aún no termina por resolverse, detalla Rodríguez. Las modificaciones al reglamento de la Ley de la tercerización han sido muy discutidas, incluso propició la interposición de acciones populares, medidas cautelares y hasta denuncias ante el Indecopi, una de las cuales -la más avanzada- debería resolverse hasta dentro del mes de febrero; mientras tanto han quedado en ‘stand by’ las inspecciones en esta materia, recuerda.

Los cambios en el reglamento de las relaciones colectivas de trabajo también concitaron la atención de los empleadores, ya que dieron paso a la flexibilización de las condiciones para iniciar una huelga e imposibilitó la extensión de los beneficios del convenio colectivo de un sindicato minoritario a todos los trabajadores, más allá de quienes conformen el sindicato, entre otros efectos, señala.

Se promulgó, asimismo, la Ley N° 31572, Ley de Teletrabajo, que incorpora la compensación de gastos de los trabajadores y presenta nuevas obligaciones en la atención de salud y seguridad, que el trabajo remoto no contemplaba.

¿Qué veremos este 2023?

Rodríguez considera que conocer la situación del 2022 es clave para que los empleadores puedan hacer frente a los retos de este 2023, tomando en cuenta que el contexto se torna más desafiante con fiscalizaciones más rígidas en materia de tercerización laboral; nuevas obligaciones respecto al teletrabajo, que ya empezó a regir desde este 1 de enero; un mayor movimiento y actividad de los sindicatos, con pliegos de reclamos más duros, huelgas de mayor duración, negociación por rama, etc.

Además, se contemplan materias de gestión complejas que pueden terminar en demandas laborales: desconexión digital, contratación temporal, hostigamiento sexual, igualdad salarial, entre otros, detalla.

Ambos especialistas consideran que, en efecto, hay más conflictos y potencialidad de reclamos en general, por lo que la comunicación y el diálogo entre trabajadores y empleadores, así como la prevención frente a los nuevos escenarios que se presenten y una eficiente estrategia en la gestión de conflictos, será clave para afrontar este año y alcanzar los objetivos laborales y del negocio.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios