Los nuevos desafíos de los líderes en un modelo de trabajo híbrido

557

A raíz de la pandemia el trabajo remoto llegó para quedarse y su preferencia frente a la presencialidad añade un nuevo reto a los CEOs de las empresas.

“Colaboradores que no aparecen”, “reducción de productividad”, “pérdida de la cultura organizacional” son algunas de las razones por las que algunos de los líderes actuales han decidido optar por solicitar a sus colaboradores a regresar a la modalidad de trabajo presencial. Por el lado contrario, empresas como Instagram promueven que sus colaboradores se conecten desde cualquier parte del mundo. Frente a ello, CEOs y dueños en el mundo entero suman un nuevo elemento a su lista de preocupaciones: ¿Cómo adoptar un modelo de trabajo híbrido?

MIRA: La capacitación para empresas como la base de la pirámide del éxito

“En las conversaciones con CEOs se detecta una creciente frustración ante las oficinas casi vacías, eventos de integración en remoto, y colaboradores recién contratados que nunca llegan a conocer en persona. La más compleja disyuntiva que enfrentan se relaciona a la gestión de la cultura organizacional y su dependencia en la interacción con espacios físicos, rituales y comportamientos que se practican y evidencian de manera presencial, comenta José Miguel Gamero, Chair de Vistage Perú.

Un reciente estudio de McKinsey muestra que cerca el 80 % del personal prefiere mantener un esquema de trabajo híbrido. Ante la exigencia de esta flexibilidad, los líderes deben reformular un nuevo modelo de trabajo híbrido que integre los aspectos positivos de la virtualidad con la construcción de vínculos emocionales que se logra con interacción física de los entornos comunitarios.

Personas trabajando en equipo

Frente a ello, el experto comparte las mejores prácticas que tomar frente esta complicada situación:

  1. Desarrollar un verdadero propósito: un real propósito para ir a la oficina, que no sea el completar las mismas labores que pueden realizarse remotamente será esencial. Programas de capacitación, sesiones de evaluación de desempeño y feedback, presentación de proyectos, entrega de reconocimientos, almuerzos de camaradería, construyendo así las condiciones para que todo el equipo quiera estar junto.
  2. Rediseña el espacio físico: para promover integración, colaboración e innovación, será necesario eliminar cubículos y oficinas cerradas, maximizar las salas con tecnología para reuniones híbridas, crear amplias zonas de trabajo en equipo, diseñar espacios multipropósito, brindar facilidades para el cuidado de niños pequeños, son unas de las opciones que se podrían aplicar.
  3. Promover la equidad onsite versus offsite: muchas funciones no pueden beneficiarse de la flexibilidad del trabajo virtual. Define políticas que compensen (no solo de forma monetaria) aquellas posiciones que deben permanecer 100 % presencial. Asimismo, asegura fórmulas para integrar a aquellos que trabajan 100 % virtual.
  4. Incrementa la presencia y disponibilidad de los líderes: el alejamiento y aislamiento que genera la virtualidad puede impactar severamente la salud emocional y mental de las personas. Los líderes deben estar entrenados y atentos para detectar situaciones en remoto que antes se podían ver en una oficina.
  5. Multiplica las conversaciones: aumentar los espacios de retroalimentación entre líderes y sus colaboradores ayudará a saber qué elementos del nuevo modelo funcionan y cuales deben revisarse o eliminarse. Los colaboradores quieren compartir sus vivencias y participar en el diseño de la solución. Asumir un espíritu de experimentación interactiva y participativa es la mejor manera de evolucionar rápidamente, reduciendo los niveles de frustración o rechazo al cambio.

Persona sentada trabajando en laptop

En resumen – escuchar y accionar

Aunque en el trabajo remoto se puedan realizar una gran cantidad de tareas, no existe un reemplazo para el nivel de creatividad, productividad y compromiso que genera la conexión física entre personas. Los líderes actuales deben realizar un cambio de enfoque ante este nuevo reto y, en vez de forzar a sus colaboradores a regresar al trabajo presencial ignorando sus peticiones, deben crear ambientes que promuevan el éxito individual y colectivo en la organización para así lograr atraer, desarrollar y mantener el mejor talento.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios