Método Kaizen: la estrategia del management japonés

2855

El método Kaizen es la principal estrategia de management en Asia. Se basa en cinco principios claves para alcanzar la excelencia organizacional. 

Esta se convirtió en la principal estrategia del management japonés, que transformó empresas como Toyota, Sony, Mitsubishi y Honda en sinónimos de tecnología y calidad. Kaizen proviene de dos vocablos. “Kai”, que significa cambio; y “Zen”, que es bondad. Si trasladamos este significado a la vida, se podría traducir como “el instinto que tiene toda persona por mejorar”. Y, si se aplica a la industria, sería “el mejoramiento progresivo de todas las áreas: alta dirección, gerentes y trabajadores”.

Las reglas de Keizen

1. Seire (Organización): Cada cosa en su lugar y un lugar para cada cosa. Es decir, mientras que todo esté en orden, serán más fácil trabajar y ser productivos.

2. Seiton (Reducir búsquedas): Facilitar el movimiento de las cosas, servicios y personas. Este principio se basa en que mientras menos pasos haya para hacer algo es mejor.

3. Seiso (Limpieza): Cuando todo está limpio se simplifican los procedimientos. El área de trabajo debe ser impecable, sin importar si es una oficina o una fábrica de montaje.

4. Soiketsu (Estandarización y simplificación de procesos): Conservar todo en orden, estableciendo patrones tanto para las personas como para los procedimientos.

5. Shitsuke (Disciplina y buenos hábitos de trabajo): Respeto a las reglas y a las personas, buscando lo mejor en todos. Eso significa tratar bien y capacitar siempre al trabajador.

Gracias a esta metodología, la empresa ve cómo mejora la calidad y la eficiencia de sus productos y procesos, porque se enfrentan retos que van desde cómo ahorrar en electricidad o papel hasta cómo elevar la satisfacción de sus clientes. Otro pilar de esta filosofía es el saber aprender de las equivocaciones. A los colaboradores más jóvenes se les da la oportunidad de liderar proyectos, y se les permite equivocarse y aprender de sus errores, a través de una estrategia de coaching entre gerentes y colaboradores. 

Fuente: El Comercio

 
Comentarios