Mobbing o acoso laboral

107

El año pasado se publicaron los resultados de la primera encuesta global sobre acoso laboral, llevada a cabo por la Organización Internacional del Trabajo. Esta investigación reveló datos significativos: más del 20% de los trabajadores ha experimentado o está experimentando mobbing, una forma de acoso psicológico en el ámbito laboral.

¿A qué nos referimos con acoso laboral?

Es toda conducta que constituye agresión u hostigamiento de manera reiterada por parte del empleador o uno o más colaboradores en contra de otro. También se considera acoso cuando existe una conducta discriminatoria contra un trabajador que daña su dignidad y crea un entorno de trabajo hostil, humillante, ofensivo e intimidatorio. ¿Y por qué queremos hablar de este tema? Porque nuestros trabajos es una parte importante de nuestra vida, muchas veces pasamos más tiempo en el trabajo que en nuestras casas, por lo que es fundamental estar bien.

Existen 2 tipo de acoso laboral:

¿Qué puede generar en una persona sufrir acoso laboral?

  • Estrés postraumático
  • Sumisión
  • Ansiedad generalizada
  • Agotamiento emocional
  • Sentimientos de desconfianza e inseguridad
  • Aislamiento social
  • Agresividad
  • Tristeza
  • Bajo rendimiento en ámbito laboral y personal

¿Cómo saber si estoy siendo víctima de acoso?

  • Sufres separación o aislamiento del resto de tus compañeros
  • No te entregan carga laboral o te entregan tareas que corresponden a una categoría inferior
  • Te sobrecargan de trabajo
  • No te permiten tener comunicación con tus superiores
  • Recibes un NO o un cuestionamiento a todas tus propuestas o solicitudes
    Y ya algunos indicios más notorios:
  • Insultos y ofensas, amenazas e intimidación
  • Trato diferencial y discriminatorio respecto al de tus compañeros
  • Ataques a tu vida privada

Es importante saber diferenciar cuándo es una orden laboral y cuándo estamos frente a un caso de acoso. Puede pasar que no se entiendan o compartan las órdenes entregadas, pero mientras esta no atente contra la dignidad, integridad moral o física del colaborador, el líder tiene el derecho a dirigir.
Ahora, si lamentablemente estás sufriendo acoso laboral, ¿Cómo debes actuar? Lo primero y más importante:


Consigue pruebas
Puede ser difícil conseguir pruebas, pero es importante recolectar todo lo que se pueda (documentos escritos, conversaciones grabadas, testigos, fotografías).


Denuncia el acoso sin acudir a los juzgados
Cuando sucede entre compañeros, en caso de existir un Comité de Seguridad y Salud dirígete directamente a ellos, sino comunícate con los representantes o líderes de quien está cometiendo el acoso. En caso de que el acoso no venga de la dirección de la organización, puedes acudir a ellos. La empresa tiene la obligación de velar por la salud de sus colaboradores y evitar este tipo de situaciones. También se puede acudir a la Inspección del trabajo. Es importante adjuntar una copia de todas las pruebas para que el inspector, de forma anónima, investigue los hechos.


Buscar apoyo familiar, de amigos y profesional
Es importante recibir ayuda psicológica para evitar enfermedades que puede generar este tipo de situaciones.


Ser consciente de que no tienes la culpa
Es importante que la víctima de acoso sea consciente de que no ha hecho nada para merecer el acoso que está sufriendo, para ello es fundamental mantener en todo momento la autoestima lo más alta posible.

Para finalizar, es importante que busques apoyo en las personas encargadas del área de Recursos Humanos, amigos y familiares. Si crees que estás sufriendo acoso, es muy importante que hables. No es fácil detectarlo pero es mejor prevenir que escale a mayores y te afecte psicológicamente. Por suerte las organizaciones tienen más medios para afrontar estas situaciones.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm 

Comentarios