Semana laboral de cuatro días en Bélgica: ¿un fracaso?

432

Según una encuesta realizada por la Federación de Sindicatos Belgas (FGTB), el 80% de los trabajadores que optaron por la semana de cuatro días están descontentos con la experiencia.

Lima, 23 de noviembre de 2023.- La semana de cuatro días de trabajo, una medida que se ha popularizado en los últimos años como una posible solución a los problemas de la conciliación laboral y personal, fracasó en Bélgica, donde se implementó en noviembre de 2022.

La reforma laboral belga permitió a los trabajadores del sector privado solicitar una flexibilización de su jornada laboral para concentrarla en cuatro días, a cambio del mismo sueldo. Sin embargo, la medida no ha tenido el efecto deseado.

Según una encuesta realizada por la Federación de Sindicatos Belgas (FGTB), el 80% de los trabajadores que optaron por la semana de cuatro días están descontentos con la experiencia. Los principales motivos de insatisfacción son el aumento del estrés, la disminución de la productividad y la falta de flexibilidad.

Los trabajadores que trabajan 10 horas diarias durante cuatro días tienen que hacer un esfuerzo extra para concentrarse y rendir al máximo. Esto puede provocar estrés y agotamiento. Además, el hecho de tener que trabajar más horas en menos días puede dificultar la conciliación laboral y personal.

Por otro lado, la reducción de la jornada laboral de 8 horas a 6 horas diarias también ha tenido un impacto negativo en la productividad. Las empresas han tenido que contratar más trabajadores para cubrir el mismo trabajo, lo que ha aumentado los costes.

En definitiva, la semana de cuatro días de trabajo en Bélgica ha sido un fracaso. La medida no ha cumplido con los objetivos de mejorar la conciliación laboral y personal, aumentar la productividad y reducir el estrés.

¿Qué lecciones podemos aprender del fracaso de la semana de cuatro días en Bélgica?

El fracaso de la semana de cuatro días en Bélgica puede enseñarnos algunas lecciones importantes sobre la implementación de esta medida. En primer lugar, es importante que la reducción de la jornada laboral se acompañe de una reducción de la carga de trabajo. Si los trabajadores tienen que seguir trabajando las mismas horas, pero en menos días, la medida será contraproducente.

En segundo lugar, es importante que las empresas estén preparadas para adaptarse a la nueva jornada laboral. Las empresas deben estar dispuestas a contratar más trabajadores o a redistribuir el trabajo entre los empleados.

En tercer lugar, es importante que los trabajadores estén informados de los pros y los contras de la semana de cuatro días. Los trabajadores deben ser conscientes de que la reducción de la jornada laboral puede conllevar un aumento del estrés y una disminución de la productividad.

La semana de cuatro días de trabajo es una medida que tiene el potencial de mejorar la vida de los trabajadores. Sin embargo, es importante que se implemente de manera adecuada para que sea efectiva.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm 

Comentarios