Tendencias en la práctica legal: ¿Hacia dónde se dirige la labor del abogado? 

1404

Juan Luis Avendaño, socio del estudio Miranda & Amado, participó en el evento “Los abogados del futuro”, organizado por la Universidad Pacífico. Las charlas se enfocaron en la innovación y la transformación del sector legal para atender mejor las necesidades de los clientes. Plantearon interrogantes como ¿hacia dónde se dirigen los servicios solicitados a los abogados?, ¿Qué tendencias hacia el futuro podemos identificar en el trabajo que realizan?

“El mercado legal ha cambiado muchísimo en los últimos veinte años. A quienes estamos en los estudios de abogados nos toca mantenernos actualizados y anticiparnos a lo que se enfrentarán nuestros clientes. Hay que saber leer cómo viene el mercado para atender la demanda. La constante en estos veinte años es el cambio”, señaló Avendaño.

Según el especialista, las gerencias legales han tomado un rol mucho más importante dentro de las empresas en este tiempo y hoy satisfacen la necesidad de servicio legal de sus empresas en un porcentaje considerablemente mayor de lo que ocurría en el pasado. “Ese escenario, para quienes prestamos el servicio de asesoría legal externa, requiere que nos adaptemos. El servicio legal que es requerido a los estudios tiene ahora mucho más sofisticación y complejidad, lo que es retador y, desde mi punto de vista, muy positivo”.

¿Hacia dónde va entonces el futuro de los abogados? Avendaño ensayó una respuesta: “Hay muchas actividades relacionadas con las actividades de los abogados que hoy son hechas por máquinas gracias a la tecnología y la inteligencia artificial. El conocimiento legal es público, se puede encontrar, está disponible online. Y, honestamente, esa es la parte menos entretenida, más mecánica del trabajo. Pero en el buen juicio, el criterio, el razonamiento, la empatía y el sentido de justicia, a los abogados no los van a sustituir las máquinas. El espacio para el rol del abogado se está centrando en eso, y allí tenemos un gran futuro. Por eso hay más valor en nuestro trabajo. Obviamente, para esto hay que prepararse, se requieren más competencias y muchas habilidades de las que se necesitaban hace veinte años. Por ejemplo, ahora es fundamental que el abogado sepa escuchar y trabajar en equipo. Yo veo el futuro de la profesión de los abogados con mucho entusiasmo”.

En las nuevas relaciones entre abogados y clientes, Avendaño consideró que un factor importante es la flexibilidad y la adaptación a las necesidades cambiantes, lo que incluye el tema del pago de honorarios. 

“Soy un promotor de las propuestas alternativas en los honorarios del abogado, con soluciones como honorarios asociados al éxito o alineados con los riesgos del cliente cuando ello es posible. Es un tema que requiere mucha conversación de ambos lados y en el que el cliente necesita predictibilidad. Si un abogado va a trabajar sobre la base de tarifas horarias es importante tomar ciertos cuidados para cuidar la relación. Debe haber un presupuesto de horas y un reporte permanente del tiempo que está destinando al cliente. Y, al final, debe haber una conversación sobre el valor de lo que entregas”, finalizó Avendaño.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios