Resiliencia empresarial: ¿cómo fortalecerla en tiempos de crisis e incertidumbre?

1199

En marzo de 2020, el ejecutivo impuso restricciones de movilidad a la población ante la expansión de la Covid-19, algunas empresas se adaptaron exitosamente, mientras que otras tuvieron que reinventarse para lograrlo, y muchas desaparecieron. Ciertamente, lo que diferencia a quienes no lograron sortear la crisis de quienes salieron ilesos o fortalecidos de la misma, es la resiliencia. 

¿Se puede hablar de resiliencia en el mundo empresarial? Sí, pues es la habilidad que permite lidiar efectivamente con contingencias y adversidades, esquivando ágilmente las primeras o sobreponiéndose velozmente de las segundas. De acuerdo al informe Global Crisis Survey 2021 de PwC, solo el 20% de gerentes encuestados de 29 sectores en 73 países, aseguró estar en una mejor situación que antes de la pandemia. El común denominador de las organizaciones que declararon estar en una posición más sólida que en 2019, es la atención que sus líderes le prestaron al factor resiliencia.

“Existen claros beneficios que una organización puede obtener desarrollando la resiliencia en sus trabajadores, como adquirir mayor confianza al momento de asumir riesgos empresariales; responder de forma rápida a las adversidades, lo que minimiza los daños; alcanzar la destreza para gestionar con éxito los cambios y fortalecer la cultura organizacional, pues incrementa la confianza colectiva y la credibilidad en la empresa”, indica Kaarina Rose, directora de Recursos Humanos del Grupo EULEN Perú.

En ese contexto, la especialista brinda algunas recomendaciones para fortalecer la resiliencia en las empresas en tiempos de crisis e incertidumbre:

Propiciar un buen ambiente laboral y promover un propósito.

Es importante ser autocríticos y tener buen humor, más aún en contextos tan cargados de emociones como el que atravesamos. Reírse y aprender de los errores propiciará un mejor aprendizaje del equipo y lo motivará, conllevando a la productividad.

Promover un sentido de propósito. Cuando los trabajadores encuentran un significado a lo que hacen, se muestran más involucrados y, por lo tanto, son capaces de superar obstáculos para conseguir sus metas.

Empoderar a los trabajadores para resolver, no posponer.

Ninguna empresa está exenta de sufrir una crisis empresarial, menos en medio de una pandemia. Es en ese momento en que se debe demostrar que se puede mantener la calma y buscar soluciones inmediatas, sin dejarse llevar por la negatividad, el estrés o la presión. La idea es que cada empleado pueda hacer todo lo posible por resolver el problema en cuestión, incluso apoyándose en miembros del equipo, antes de alertar a sus líderes o jefes.

Robustecer la capacitación.

El aprendizaje de nuevas habilidades y capacidades es, sin duda, un buen mecanismo para aumentar la resiliencia de los empleados, ya que los preparará para nuevos retos. Hoy en día, los cursos online o a distancia ayudan a que sean los mismos trabajadores quienes manejen sus propios horarios y puedan inscribirse incluso, a cursos gratuitos de acuerdo a sus necesidades. Por su parte las empresas deben aprovechar en robustecer sus programas de capacitación adaptándolos al nuevo contexto.

Fomentar hábitos saludables.

Hoy más que nunca un buen estado de salud físico y mental es un excelente causal de la resiliencia en el trabajo. Impulsar la capacidad de adaptación. Cuando los profesionales trabajan en un adverso, pero con los mejores ánimos, tenderán a buscar soluciones creativas e innovadoras con las que superar los problemas.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios